domingo, 22 de agosto de 2010

Dignitat i Feina (Dignidad y Trabajo)

La nueva asociación Dignitat i Feina recupera viejas labores del campo y mar

Personas necesitadas, inmigrantes y residentes mallorquines participan con mucha ilusión
Grupo de participantes en una iniciativa que ya cuenta con asociación recién constituida. Foto: B. C.

BIEL CAPÓ. CALA MILLOR. La asociación recién creada Dignitat i feina es una experiencia que nace de un grupo de personas voluntarias acompañadas por el párroco de la iglesia de Cala Millor, Bartolomé Pastor, y que pretende ayudar a los colectivos más necesitados de la sociedad. Según Pastor, la iniciativa de esta asociación quiere dignificar la ayuda que recibe la persona necesitada: "No es lo mismo dar una ayuda a un necesitado que ofrecerle la posibilidad de ganársela con una trabajo que en el fondo dignifica a la persona". En estos primeros pasos el ámbito de actuación son cuatro municipios de la comarca del Llevant: Son Servera, Sant Llorenç, Artà y Capdepera.

Para los trabajos, se ha pensado en las tareas de un campo de cultivo muy abandonado en la actualidad. Al ser la recogida de la almendra y la algarroba las primeras citas de las labores a realizar esta temporada, y después de una experiencia piloto del año anterior, se ha vuelto a pedir a los propietarios de fincas que no piensan recoger las cosechas de almendra y algarroba, si se las pueden donar. La colaboración está siendo numerosa y sólo en las dos primeras semanas ya se habían sumado un centenar de fincas.

A estos trabajos, seguirán otros contemplando el calendario rural; la siembra, la poda y la conservación de hortalizas y frutas. Incluso se espera poder llegar al mundo del mar y ofrecer la posibilidad de acondicionar redes de pescadores o confeccionar de pequeñas.

Las personas interesadas reciben cursillos de formación antes de realizar las tareas del campo. Así, estos días, ya están preparados para la recogida de la almendra o algarroba que se les dona. Ellos mismos las pelan en un local cedido por el ayuntamiento de Son Servera y de aquí, a la venta.

A pesar de que la producción de la almendra este año es escasa, en la primera semana, ya se habían recolectado más de tres toneladas.