martes, 22 de septiembre de 2009

HOJA DOMINICAL 27-09-2009

PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES
XXVI Domingo del Tiempo Ordinario
27 de septiembre de 2009

1. ANTÍFONA DE ENTRADA Cf. Dan 3, 31. 29. 30. 43. 42
Podrías hacer recaer sobre nosotros, Señor, todo el rigor de tu justicia, porque hemos pecado contra ti y hemos desobedecido tus mandatos; pero, haz honor a tu nombre y trátanos conforme a tu inmensa misericordia.

2. ORACIÓN COLECTA
Dios nuestro, que con tu perdón y tu misericordia, nos das la prueba más delicada de tu omnipotencia, apiádate de nosotros, pecadores, para que no desfallezcamos en la lucha por obtener el cielo que nos has prometido. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

3. LECTURA DEL LIBRO DE LOS NÚMEROS 11, 25-29
En aquellos días el Señor bajó en la nube, habló con Moisés y, apartando algo del espíritu que poseía, se lo pasó a los setenta ancianos; al posarse sobre ellos el espíritu se pusieron en seguida a profetizar. Habían quedado en el campamento dos del grupo, llamados Eldad y Medad; aunque estaban en la lista no habían acudido a la tienda, pero el espíritu se posó sobre ellos y se pusieron a profetizar en el campamento. Un muchacho corrió a contárselo a Moisés: -Eldad y Medad están profetizando en el campamento. Josué, hijo de Nun, ayudante de Moisés desde joven, intervino: -Moisés, señor mío, prohíbeselo. Moisés le respondió: -?Estás celoso de mí? ?Ojalá todo el pueblo del Señor fuera profeta y recibiera el espíritu del Señor!
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

4. SALMO RESPONSORIAL Sal 18

LOS MANDATOS DEL SEÑOR ALEGRAN EL CORAZÓN

La ley del señor es perfecta y es descanso del alma
el precepto del Señor es fiel e instruye al ignorante.

La voluntad del Señor es pura y eternamente estable;
los mandamientos del Señor son verdaderos y enteramente justos.

Aunque tu siervo vigila para guardarlos con cuidado,
¿quién conoce sus faltas?
Absuélveme de lo que se me oculta.

Preserva a tu siervo de la arrogancia,
para que no me domine:
así quedaré libre e inocente del gran pecado.

LOS MANDATOS DEL SEÑOR ALEGRAN EL CORAZÓN

5. LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SANTIAGO 5, 1-6
Ahora, vosotros, los ricos, llorad y lamentaos por las des-gracias que os han tocado. Vuestra riqueza está corrompida y vuestros vestidos están apolillados. Vuestro oro y vuestra plata están herrumbrados, y esa herrumbre será un testimonio contra vosotros y devorará vuestra carne como el fuego. ¡Habéis amontonado riqueza, precisamente ahora, en el tiempo final! El jornal defraudado a los obreros que han cosechado vuestros campos está clamando contra vosotros; y los gritos de los segadores han llegado hasta el oído del Señor de los ejércitos. Habéis vivido en este mundo con lujo y entregados al placer. Os habéis cebado para el día de la matanza.
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

6. ALELUYA Jn, 17, 17 b- a
Tu Palabra Señor es la Verdad; conságranos en la verdad.

7. LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 9, 38-43. 45. 47-48
En aquel tiempo, dijo Juan a Jesús: -Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros. Jesús respondió: -No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro. El que os da a beber un vaso de agua, porque seguís al Mesias, os aseguro que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeñuelos que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te hace caer, córtatela: más te vale entrar manco en la vida que ir con las dos manos al abismo, al fuego que no se apaga. Y si tu pie te hace caer, córtatelo: más te vale entrar cojo en la vida que ser echado con los dos pies al abismo. Y si tu ojo te hace caer, sácatelo: más te vale entrar tuerto en el Reino de Dios que ser echado al abismo con los dos ojos, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga.
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

8. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Acepta, Padre misericordioso, nuestros dones y conviértelos en el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, fuente de toda bendición para tu Iglesia. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

9. ANTÍFONA DE COMUNIÓN 1 Jn 3, 16
Hemos conocido lo que es el amor de Dios, en que dio su vida por nosotros. Por eso también nosotros debemos dar la vida por nuestros hermanos.

10. ORACIÓN PARA DESPUÉS DE LA COMUNIÓN
Que esta Eucaristía renueve, Señor, nuestro cuerpo y nuestro espíritu a fin de que podamos participar de la herencia gloriosa de tu Hijo, cuya muerte hemos anunciado y compartido. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

LA PIEDRA

El distraído tropezó con ella.
El violento la utilizó como proyectil.
El emprendedor construyó con ella.
El cansado la utilizó como asiento.
El niño la usó como un juguete.
El secretario la usó para sujetar papeles.
David mató con ella a Goliat.
El indio la usó para escribir su historia.
Y Miguel Ángel le sacó la más bella escultura.

En todos estos casos, la diferencia no estuvo en la piedra, sino en la persona. No existe piedra en tu camino que no puedas aprovechar para tu propio crecimiento.


"Para vosotros, pues, creyentes, el honor; pero para los incrédulos, la piedra que los constructores desecharon, en piedra angular se ha convertido, en piedra de tropiezo y roca de escándalo. Tropiezan en ella porque no creen en la Palabra; para esto han sido destinados."
(1ª de Pedro 2.7-8)